Skip to main content

En Filosofía
Éxtasis

Éxtasis

En filosofía, el éxtasis se refiere a un estado de trascendencia o énfasis que trasciende los límites de la experiencia ordinaria. El término proviene del griego «ekstasis», que significa «salir de sí mismo» o «estar fuera de sí». Se utiliza para describir una experiencia en la que la conciencia o la percepción se elevan a un nivel superior, alcanzando una sensación de conexión profunda con algo más allá de uno mismo.

El éxtasis puede manifestarse de diferentes maneras y en diversos contextos filosóficos. En la filosofía antigua, especialmente en la tradición platónica, el éxtasis se vincula con el acceso a formas superiores de conocimiento y la contemplación de lo divino. Para Platón, el éxtasis representaba un estado en el que el alma se liberaba de las limitaciones del cuerpo y se elevaba hacia la contemplación de las ideas eternas y trascendentales.

En la filosofía mística, el éxtasis se asocia con la experiencia de unión con lo divino o lo absoluto. En esta perspectiva, se considera como un estado de fusión con la realidad última, en el cual el individuo trasciende su identidad individual y experimenta una unión mística con lo sagrado o lo trascendental.

En el contexto de la filosofía existencialista, el éxtasis se relaciona con la experiencia de la trascendencia de la existencia cotidiana y la apertura a la posibilidad de una autenticidad y libertad radical. Para filósofos como Martin Heidegger o Jean-Paul Sartre, el éxtasis implica ir más allá de la inautenticidad y la alienación, y abrazar la plenitud de la existencia humana en su auténtico ser-en-el-mundo.

En resumen, en filosofía, el éxtasis se refiere a un estado de trascendencia o énfasis que va más allá de la experiencia ordinaria. Se asocia con la contemplación de ideas eternas, la unión con lo divino o lo absoluto, y la experiencia de la autenticidad y la libertad radical. Es un estado en el cual la conciencia se eleva y se conecta con algo más allá de uno mismo, permitiendo una experiencia profunda y transformadora.